La repostería es nuestra pasión. Por eso desde siempre hemos estado buscando fórmulas y más fórmulas para conseguir que nuestros chocolates tengan su sitio dentro de la cocina de cada hogar. Algunos de los alimentos procesados ya los podéis encontrar hechos, como es el caso de las tabletas de chocolate, pero hay otros que os los ofrecemos en un proceso menos elaborado para que podáis decidir vosotros mismos cómo queréis disfrutarlos.

Hoy queremos compartir con vosotros una receta que no hemos desarrollado nosotros, pero que en seguida que la hemos visto nos ha llamado mucho la atención por su delicadeza, sencillez y originalidad. Se trata de unas piruletas de plátano y chocolate con un toque de sésamo recubierto de wasabi. A continuación os detallamos la elaboración.

INGREDIENTES

ELABORACIÓN

Primero pelamos y cortamos el plátano con la medida que queramos que tenga el cuerpo de cada piruleta. Cuando hayamos hecho esto, montamos cada uno de los trozos con los palos de madera para helado y los reservamos en el frigorífico.

Después fundimos la mantequilla al baño maría (sin sobrepasar los 35ºC a fin de no romper la textura), acto seguido añadimos el chocolate y esperamos a que también se derrita. Cuando tengamos la solución líquida resultante y nos hayamos asegurado de que no queda ningún grumo, sumergiremos en ella el trozo de la piruleta que contiene el plátano. A continuación espolvorearemos sobre ellas las semillas de sésamo recubierto de wasabi y lo dejaremos solidificar todo. Una vez se haya acabado el proceso de pérdida de temperatura ya tendremos nuestras piruletas listas para ser degustadas y sorprender a todo el mundo con la combinación de sabores.

Ver más imágenes |