Muchas personas diabéticas nos escriben a menudo para comentarnos lo contentas que están por poder disfrutar de una variedad de chocolate sin azúcar tan amplia, algo que nos alegra y nos anima a seguir mejorando y ampliando nuestro catálogo con nuevos sabores que sorprendan a todos los paladares. Incluso nuestra línea de repostería contiene productos sin azúcares añadidos, para que todos puedan disfrutar de esos postres tan buenos con los que nos animamos los domingos.

En esta línea, hoy compartimos una receta de Mar, del blog Cómo he puesto la cocina. Se trata de una tarta de chocolate típica de cumpleaños, de esas con las que le sacas una sonrisa al homenajeado/a en un milisegundo. Aromatizada con naranja y decorada con ganache de chocolate (hecha con nuestro chocolate especial postres), a continuación tenéis los pasos a seguir. Os recomendamos echar también un vistazo a la receta original aquí. Todo el postre es sin azúcar.

Ingredientes:

  • 150g de harina de repostería
  • 9g de levadura
  • 50g de aceite de girasol
  • 9g de stevia granulado (u otro edulcorante al gusto)
  • 2 huevos grandes
  • 85ml de zumo de naranja (y también la ralladura)
  • 125g de yogur griego
  • 1 cucharada de canela
  • Ganache:
  • 300g de chocolate negro para fundir sin azúcar
  • 300g de nata liquida 35%mg
  • 1 cucharada de mantequilla

Preparación:

Con el horno precalentándose a 170º y el molde engrasado, comenzamos a preparar la mezcla. Tamizamos la harina con la levadura y la canela y exprimimos la naranja (reservamos la ralladura).

Batimos los huevos con el edulcorante y le añadimos poco a poco el aceite y, sin deja de batir, incorporamos también el yogur, el zumo de la naranja y su ralladura. Cuando la mezcla esté integrada, añadimos los ingredientes secos con movimientos envolventes.

Horneamos durante unos 35 minutos hasta que veamos que está listo (el truco del palito seco). Dejamos reposar fuera un poco y tras desmoldar que se enfríe en el mismo molde.

Para la ganache ponemos la nata a calentar y cuando comience a hervir retiramos del fuego, añadiéndole el chocolate troceado y la mantequilla. Removemos enérgicamente y pasamos la mezcla a otro bol para que pierda temperatura. Cubrimos con papel film y cuando esté frío dejamos reposar en la nevera hasta que coja una textura algo más firme.

Para la decoración, cubrimos el bizcocho con la ganache e incluso lo rellenamos con ella (opcional).

Ver más imágenes |