El helado napolitano es aquel compuesto de tres capas juntas, cada una con un sabor distinto. Su versión más conocida es la que combina chocolate, vainilla y fresa, si bien las posibilidades son infinitas. Se cree que la receta nació en la ciudad italiana de Nápoles -de ahí su nombre-, si bien en Estados Unidos es también muy popular. En España se conoce como helado de tres gustos o “corte”, y se suele tomar cortando una porción y poniéndola entre dos galletas. Aprovechando que es verano, hoy os traemos una receta de helado napolitano casero algo distinto, el cual combina frambuesas y chocolate blanco, ¡buenísimo!

INGREDIENTES

225 g de frambuesas
175 g de azúcar extrafino
150 ml de agua
200 g de chocolate blanco para fundir de Chocolates Torras
600 ml de nata para montar
Barquillos para decorar

ELABORACIÓN

El primer paso consiste en pasar las frambuesas por un colador o darle un toque de batidora con el fin de obtener un puré (no muy líquido).

Por otro lado, vierte en un cazo el azúcar y el agua y caliéntalos hasta que la mezcla comience a hervir. Pasados dos minutos de ebullición, retira del fuego y deja reposar el jarabe.

Funde el chocolate con 150ml de nata en un recipiente al baño María. Recuerda ir removiendo poco a poco hasta que la mezcla quede homogénea. Deja enfriar.

Monta el resto de la nata (recuerda que debe estar muy fría para que el proceso sea más fácil). Cuando esté montada, añade el jarabe de azúcar hasta que la mezcla empiece a formar picos.

Vierte la mitad de la mezcla de nata y jarabe en otro cuenco y añádele el puré de frambuesas. Haz lo mismo con el chocolate, añádelo a la otra mitad de la mezcla de nata y jarabe y remueve bien.

En un recipiente para el congelador, añade mezclas de frambuesa y de chocolate de forma alterna. Consérvalo en el congelador durante toda la noche hasta que el helado se haya endurecido. Antes de servir, mete el helado en la nevera durante unos 30 minutos.

via foto

Ver más imágenes |