Nos encanta pensar que el helado de chocolate es capaz de curar todos los males. Además, ahora que se acerca el calorcito, apetece muchísimo preparar postres fresquitos que nos recuerdan que el verano está a la vuelta de la esquina. Si queréis conseguir un helado muy cremoso y con sabor inigualable, probad a hacerlo con chocolate de repostería con frutas del bosque, tal y como nos propone Sweet Magazine. ¡Os encantará!

INGREDIENTES

300 ml de leche entera
200 ml de nata 35.1% materia grasa
200 gramos de chocolate de repostería con frutas del bosque Torras
50 gramos de azúcar

ELABORACIÓN

Lo primero que tenemos que hacer es calentar a fuego lento la leche, el azúcar y el chocolate. Una vez se ha disuelto todo, colocamos la mezcla en un bol y la dejamos enfriar a temperatura ambiente cubriéndola con film transparente.

El siguiente paso es montar la nata. Para lograrlo, ésta debe estar muy fría, por lo que antes de usarla lo mejor es meterla 15 minutos en el congelador, junto con las varillas con las que la vamos a montar. El proceso, de esta forma, será mucho más fácil.

Una vez hemos montado la nata, la mezclamos con la crema de chocolate, que debe estar bien fría. Con la ayuda de una espátula realizamos movimientos envolventes para que evitar que la mezcla pierda volumen.

Tras dejar pasar un par de horas, la crema ya estará muy fría. El siguiente paso es colocar la mezcla en nuestra heladera. Cuando comience a tener la textura propia del helado, la pasamos a un recipiente metálico y cubrimos con papel film. Reservamos en el congelador al menos 4 horas y pasado este tiempo… ¡A disfrutar!

Un consejo: si no tenemos heladera podemos hacer el helado a mano. Colocamos la mezcla en un recipiente y vamos moviendo enérgicamente cada media hora más o menos, para evitar que se formen cristales de hielo. Hay que repetir esta operación hasta que el helado esté cremoso y listo.

Ver más imágenes |