¿Estás organizando una fiesta infantil y te gustaría preparar algo que sorprendiera a todos los niños y niñas? ¡Hoy te dejamos con una receta la mar de simpática que seguro que te puede servir! Se trata de unos caramelos muy especiales, hechos con bizcocho y cubiertos con chocolate.

INGREDIENTES

500 g de bizcocho
250 g de queso para untar
250 g de chocolate negro Fondant 70% cacao Torras o de Cobertura de chocolate blanco en gotas Torras
Palos de piruletas
Ingredientes para decorar: frutos secos, trozos de azúcar o chocolate de colores

ELABORACIÓN

Empezaremos desmigando el bizcocho poco a poco, hasta conseguir migas pequeñas, que iremos poniendo en un bol amplio. Una vez las tengamos todas, añadiremos el queso para untar y mezclaremos con las manos hasta obtener una masa homogénea.

Seguidamente, tocarán hacer unas cuantas manualidades. Con la masa resultante, haremos bolitas y las iremos colocando sobre una bandeja.

Cuando las bolitas estén listas, fundiremos 50 g de chocolate. ¡Sólo 50 g! Este chocolate nos tiene que servir para unir los palos con la masa. Para hacerlo, untaremos cada uno de los palos con un poco de chocolate, y los iremos clavando a cada una de las bolitas. A continuación, las pondremos en la nevera hasta que se solidifiquen y queden bien pegados.

Para empezar con la cobertura, fundiremos el resto del chocolate e iremos sumergiendo las bolitas de bizcocho. Cuando estén cubiertas de chocolate, las sacaremos y las colocaremos en una superficie donde queden sujetas y se puedan secar correctamente.

Antes de que el chocolate se solidifique, decoraremos los caramelos con aquello que más nos guste. Nosotros os proponemos hacerlo con trozos de frutos secos, como almendras, o con azúcar y chocolate de colores.

Ya lo veis, ¡una receta sencilla y con éxito asegurado!

Ver más imágenes |